Aprendizaje respetuoso como parte de la crianza

martes, 12 de marzo de 2013

Operación de vegetaciones


Nos temíamos que algo le ocurría a nuestro pequeño porque enfermaba con frecuencia (mocos, fiebre e infecciones en las vías respiratorias), además de otros síntomas como roncar, la típica voz de tener la nariz taponada y respirar mucho por la boca.
Le pedimos a su pediatra una revisión más a fondo y le derivó al especialista.
Después de una radiografía de la cara y varias exploraciones con cámara de oídos, nariz y boca; el resultado fue que tenía mucha cantidad de vegetaciones y había que operar pronto.

Ayer fue la operación y gracias a Dios todo salió bien. Os lo cuento por si hay familias con niños en la misma situación a quienes les pueda servir nuestra experiencia.
Pero antes os copio parte de la información que encontré sobre el tema en internet:

Las vegetaciones o adenoides son un cúmulo de tejido que se sitúa en la parte alta de la faringe, detrás de las fosas nasales, y cuya función es fabricar linfocitos que nos protegen de las infecciones.
Este tejido va creciendo desde el nacimiento hasta los 4 años más o menos y luego se reduce. Pero si crece demasiado termina tapando las fosas nasales y las Trompas de Eustaquio provocando frecuentes inflamaciones e infecciones en la zona.
(Fuente: CrecerFeliz)

Os contaba que la intervención fue ayer.
En principio es una operación sencilla y corta, pero requiere anestesia general. Así es que no podíamos evitar la preocupación; y no sólo por el dolor, también pensando si se asustaría al quedarse solo con extraños porque no nos dejaron estar con él hasta el momento de dormirse, como yo habría querido.

Nos le trajeron de vuelta a la habitación lloroso y dolorido, qué pena cuando les vemos así...
Tuvimos que quedarnos varias horas allí para tenerle en observación.
La enfermera le trajo una copa de helado de tres sabores que tenía una pinta estupenda, pero el pobre no quiso ni mirarlo. No quería comer ni beber nada, sólo lloraba.
Pasó toda la tarde tumbado en el sofá y según pasaban las horas ya se iba animando un poco. Después de todo el día sin comer se cenó un buen plato de comida.
Y hoy ya le tengo aquí jugando como si no hubiese pasado nada. Eso sí, no quiere ni oir hablar de hospitales.

24 comentarios:

  1. As saalamu alaikum

    Alhamdulillah que todo fue bien y pudisteis solucionar lo que le ocurria a B.

    Que Allah lo proteja y le de salud

    Un abrazo ukhti

    ResponderEliminar
  2. Pobrecillo, me alegro que todo haya ido bien, te entiendo perfectamente, cuando les ves así que están mal por dolor se te parte el alma, pero almenos ahora no cogera tantas infecciones insha allah. Lo del hospital le pasará con el tiempo...besitos para ti uno muy fuerte para el peque B!

    ResponderEliminar
  3. A mi me operaron de adenoides hace 33 años, ufffff. Me costó despertarme de la anestesia general, creo q me pusieron mucha para lo poquito que yo pesaba y eso q tenia 9 años, y tuve que quedarme una noche en observación porque eché la anestesia vomitando y con la herida vomitaba sangre.
    Hace unos meses operaron a mi sobrino y todo muy bien, unas horas en observación y a casa. Ya no ronca, ni coge infecciones, pero mocos muchísimos,eso no se le ha quitado. Igual que yo que mocosa aún lo soy.
    Un beso y a recuperarse campeón.

    Sol

    ResponderEliminar
  4. Pobrecillo Maribel! Que ratillo mas malo... Me alegro de que todo saliera bien! Espero que la recuperación sea igual! Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Me alegro mucho Maribel, ya verás como a partir de ahora no enferma tanto. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Alhamdulillah ukhty que todo salio bien y el ya esta recuperado prontito.Pobrecito,claro que nos duele a nosotros verlos asi a lo mejor mas de que los duele a ellos o se hacen algun daño (me refiero a los casos no graves).In cha Allah khayr ukhty.

    ResponderEliminar
  7. Pobrecillo, seguro que pasó un mal rato. Por suerte todo ha salido bien y ya ha pasado, ahora una cosa menos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Ay pobriño... Me alegro de que todo saliera bien. La verdad es que los niños tienen una capacidad de recuperación increíble.
    Dale un besito de mi parte y otro para ti.

    ResponderEliminar
  9. Mil veces cualquier cosa a nosotras que a nuestros hijos, ¿verdad?
    A mí de pequeña también me operaron y jamás he vuelto a tener problemas, ni soy mocosa como le pasa a Sol.
    Me alegra que ahora B esté perfectamente.
    La relación padres, niños y hospitales merece unas reflexiones aparte. Cuando nuestro hijo era pequeño tuvimos varios problemas al negarnos a dejarlo solo con las enfermeras para que le sacaran sangre y otras pruebas protocolarias que él veía como agresiones. Resultado: no quiere oír hablar de médicos. En fin...
    Besitos para los dos.
    Carme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros también nos negamos en una ocasión a dejarle solo para que le sacaran sangre. La solución fue marcharnos de allí e irnos a otra clínica.
      Pero en esta ocasión no vimos alternativa posible porque la cuestión era que teníamos prohibida la entrada al quirófano.
      La verdad es que esto daría para un debate.

      Eliminar
  10. Me alegro un montón que B esté bien... pobrecito, pasar por una operación no es plato de buen gusto... un besote

    ResponderEliminar
  11. Me alegro de que todo haya ido bien. Pobrecito tu peque y vosotros también. Es dificil ver a tu hijo en algo así.
    A mi me operaron de lo mismo con7 años y no lo olvidaré nunca. Se pasa mal. Pero lo importante es que esté mejor.
    Un abrazo y ánimo!!
    Raquel

    ResponderEliminar
  12. Vaya susto Maribel. A Terremoto lo operaron dos veces una al año y luego a los dos. No fueron operaciones muy bestias, pero como dices tuvieron que ser con anestesia general y el dejarlo y luego como se despiertan da mucha pena. El niño desarrolló un llamado sindrome de la bata blanca que le duró unos cuantos años. No solo eran los médicos, los farmaceuticos también estaban incluidos en el lote, incluso el carnicero. El peque también se recuperó muy rapidamente para nuestro asombro. Me alegra que B esté ya en casa y mucho mejor, mimale un poquito estos días que se lo ha ganado. Un beso muy grande a todos, que ya se ha pasado el susto :-)

    ResponderEliminar
  13. Ainsss, que mal rato habréis pasado todos!! Pero bueno, el postoperatorio de esta cirugía es rápido y si B ya está como siempre, pues nada, una anécdota más para contar...
    Verás que bien ahora sin tanta infección y tantos mocos!!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  14. Ay pobre... y vosotros también, porque por muy sencillo que sea siempre tienes la preocupación. Me alegro que todo fuera bien y una cosa ya hecha y pasada.

    Besotes!!!.

    ResponderEliminar
  15. Pobrete, me alegra leer que todo a salido bien y ya tiene ganitas de jugar. Unos días de mimos extra y seguro que se olvida de los hospitales.

    ResponderEliminar
  16. A mí me operaron cuando tenía unos cinco o seis años y en la recuperación me puse a vomitar el zumito de naranja que me habían dado...pero al margen de eso, fue todo muy bien. En mi caso las vegetaciones estaban taponando las trompa de Eustaquio y provocando sordera...
    Un beso y que se acabe de poner bueno :)

    ResponderEliminar
  17. Una pena tenerles así, me alegro de que se encuentre mejor, Nani también anda entre consultas y análisis, muy pesado...
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias a todas por preocuparos, por preguntar y por vuestros buenos deseos.
    En unos días tenemos revisión, pero de momento al peque le vemos muy bien: contento y jugando.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. En mi opinión, lo correcto habría sido dejar que se quedase con vosotros hasta que se durmiera. Así se lo permitieron a mis padres cuando me operaron a mí de vegetaciones cuando tenía 4 años.
    Como anécdota, la diferencia entre B. y yo, es que yo cuando me desperté sí que estaba muerta de hambre (siempre he sido muy comilona) y solo me dieron un caldito y un yogur. Por eso, hasta bien mayor, todavía me acordaba del hambre que pasé ese día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánto tiempo sin saber de ti!
      Estoy de acuerdo contigo y no sé si yo debí haber amenzado con no permitir la operación o si cedí demasiado pronto... bueno, ya está hecho.

      Eliminar
  20. Ufff Maribel qué mal trago pasasteis, me pongo en tu lugar y creo que es durísimo, me alegro de que al día siguiente estuviese genial. Y no entiendo porqué no pueden los padres acompañar en todo momento al niño, si es importantiiisimo, pero es que hay veces que se hacen las cosas con los pies! Me quedo con que todo está genial, besico y gracias por la información primera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves, siempre hay gente que no es capaz de ponerse en el lugar de los niños e imaginar lo que sienten...

      Eliminar
  21. Me alegra que se esté recuperando bien.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...