Aprendizaje respetuoso como parte de la crianza

lunes, 19 de agosto de 2013

Desconecto por una temporada. Vienen cambios



Un camino parecido al de la foto es el que me imagino delante de mí.
Vienen muchos cambios para nosotros en nuestra forma de vida, los esperamos con mucha ilusión.

Estas ocasiones son perfectas para poner en marcha esos otros cambios que nos apetece hacer desde hace tiempo pero por diversos motivos los vamos aplazando.
Porque ya que hacemos el esfuerzo de empezar de nuevo en tantos asuntos ¿por qué no aprovechar para llevar todo a la práctica?

Contestando sólo a tres preguntas nos da las claves para hacer nuestra vida mucho más sencilla y nos cuenta como eso se traduce en una mayor satisfacción personal al mismo tiempo que mejoramos nuestro entorno, lo cual vuelve a nosotras de nuevo con más beneficios aun.
Sé que algunas personas que la leyeron ya han empezado sus retos y yo misma quiero aprovechar para despernderme de lo que me sobra (en todos los aspectos) y quedarme con lo fundamental.

Tantos cambios personales seguro que traerán novedades al blog. Aun no sé muy bien cuáles, pero voy teniendo algunas ideas.

En pocos días me quedaré sin conexión a internet y no sé cuánto tardaré en volver a tenerla.
Espero que no me desenlacéis, me gustaría encontraros aquí a mi vuelta.
Si necesitáis decirme algo, hacedlo por correo electrónico, intentaré mirarlo cuando tenga ocasión, pero no os preocupéis si tardo en responder.

¡Hasta pronto!



sábado, 17 de agosto de 2013

¿Qué está pasando con las madres de la crianza respetuosa?

(Imagen: Public Domain Pictures)

En la entrada anterior, y más concretamente en uno de los comentarios, me refería a cómo para algunas personas el género masculino está relacionado con la violencia, la competitividad y la dominación, y el género femenino implica apoyo, colaboración y compañerismo.
Lejos de esto, hace varios días que estoy siendo espectadora en facebook de una "batalla campal" entre dos grupos de madres que hasta ahora yo creía que estaban en el mismo bando de lo que se conoce como crianza respetuosa, crianza con apego, crianza natural, etc.

Aun no tengo mucha información de cómo ha empezado todo esto, aunque según lo que voy leyendo ya me estoy formando mi propia opinión. Pero como me faltan datos no voy a entrar a comentar el fondo del asunto, quiero centrarme más en las formas.

Estoy viendo un enfrentamiento muy duro entre madres/mujeres que queda muy lejos de ese ideal de tribu (palabra que está tan de moda ahora), compañeras, comadres...
Estoy leyendo descalificaciones que tocan ya la falta de respeto.
Y lo peor de todo es que esta disputa no tiene nada que ver con la crianza, sino que parece que todo está relacionado con los negocios o emprendimientos de algunas de ellas.
¿Será que a veces olvidamos tan fácilmente aquellas cosas que nos unían?

Hemos pasado (y perdonad que generalice) de atacar a esas otras madres que no practican la misma crianza que nosotras, a atacarnos entre nosotras mismas.
Desde aquí he comentado muchas veces que los niños aprenden con nuestro ejemplo y por eso la responsabilidad que tenemos ante ellos es muy grande. Entre las muchas cosas que aprenden está la forma de resolver los conflictos.
Estoy segura de que si en una trifulca entre niños alguno de ellos reaccionara de la misma forma que alguna de estas madres nos parecería necesaria una conversación profunda con ellos y varios aspectos a trabajar... Espero que esto nos haga reflexionar.



jueves, 15 de agosto de 2013

Sobre los hombres, las mujeres y las ideas que transmitimos a nuestros hijos

(Imagen: Public Domain Pictures)

Hace tiempo que estoy leyendo en diversos espacios mensajes más o menos explícitos sobre el poder de las madres, o de las mujeres en general.
Se propone un cambio en todos nuestros ámbitos (maternidad, formación, trabajo, desarrollo, ocio...) que implica tomar conciencia de ese poder y encontrar nuestra propia forma de hacer las cosas, sin tener que imitar los patrones masculinos.

Hasta aquí todo va bien, pero cuando avanzo en mi lectura me encuentro con sugerencias (unas veces más claras que otras) que van en la línea de casi rechazar a los propios hombres.
Se nos dice que está mal necesitarles o depender de ellos de cualquier forma.
Se nos dice que lo masculino representa valores de agresividad y dominación.
Y a veces hasta parece que se nos propone un mundo sin hombres.

La relación entre los hombres y las mujeres es esencial para nuestros hijos.
Cuando sean adultos/as su forma de establecer esas relaciones dependerá en gran parte de cómo lo percibieron y del aprendizaje que hayan adquirido sobre ello desde la infancia.
Y cuando todavía son pequeños esa relación les lleva a entender la manera en que funciona su familia.

Lo más sano es un modelo de familia en el que todos somos importantes y necesarios; y donde todos somos respetados.
Es un error hacer creer a nuestros pequeños que alguna de sus figuras de referencia es prescindible (me da igual si somos nosotras o ellos).
Es un error hacer creer a nuestros hijos que necesitar a alguien es un síntoma de debilidad.
¿Y qué pasa con los chicos? ¿Qué estamos transmitiendo a nuestros hijos varones? No estaría de más pensar cómo estos planteamientos les pueden afectar en su desarrollo personal.

Dentro de la educación que damos a los niños y niñas entra nuestra forma de entender la relación entre hombres y mujeres. Y en cada familia esto puede ser diferente.
En nuestra casa el padre y la madre somos igual de importantes aunque muchas veces no hagamos las mismas cosas. Nos necesitamos y dependemos el uno del otro con frecuencia, esto no nos hace débiles; otras veces somos capaces de hacerlo solos, esto no provoca que el otro sobre.
No somos enemigos ni contrarios, somos un equipo y así es como queremos que lo entienda nuestro hijo.

Y en vuestra familia ¿cómo entendéis la relación entre las mujeres y los hombres?



viernes, 9 de agosto de 2013

Aprendizajes que surgen sin planearlos

(Foto de Groenlandia: Fuente)

B y yo estábamos haciendo una actividad que consistía en ir viendo nuestras banderas y agruparlas en el continente correspondiente.
A él le gusta mucho un cuento cuyo protagonista se va a vivir a Groenlandia.
El caso es que en medio de la actividad, de repente me dijo que Groenlandia está en la Antártida. Yo le expliqué que no, pero él insistía mucho porque ambos paisajes le resultan muy parecidos.
Pensé que merecía la pena dejar la actividad de las banderas y centrarnos en ese interés repentino que tuvo.

Estas fueron las cosas que hicimos:
- Buscamos en internet la bandera de Groenlandia y la dibujamos (ya está en el grupo con las demás)
- Vimos un breve documental sobre ella. Tengo que decir que es la primera vez que B se queda mirando un programa de este tipo tanto tiempo.
- Aprendimos que Groenlandia es la isla más grande del mundo
- Estuvimos viendo cómo viajan en trineos tirados por perros y cómo pescan en el hielo
- Cogimos el globo terráqueo y buscamos Antártida y Groenlandia, comprobamos así que efectivamente son lugares diferentes

Se pueden aprender muchas más cosas, pero para un niño de 4 años y medio de momento creo que está bien. Si más adelante sigue interesado siempre podemos hacer más actividades sobre el tema.

Os he querido contar esto porque creo que es muy importante estar atentas a los momentos de interés de los niños por la cuestión que sea. No importa si dejamos lo que estamos haciendo, ya lo haremos otro día, su curiosidad y motivación son esenciales para aprender y estos aprendizajes suelen interiorizarse con más facilidad que otros.

¿Sobre qué temas preguntan vuestros niños?

lunes, 5 de agosto de 2013

Aprender las horas (y os cuento un fallo que tuve)


El reloj forma parte de nuestra vida cotidiana porque cada día hay cosas que hacemos a una determinada hora.
Me parece un buen aprendizaje para los niños cuando empiezan a poner interés. Además de iniciarse en la medida del tiempo, que les enseñará matemáticas, conceptos más abstractos (como ahora, antes y después) y les permitirá organizarse en sus tareas.

Seguramente que para aprender las horas no haga falta un reloj especial, creo que yo no tuve ninguno... pero a mí me parece muy útil.
Hay familias que usan un reloj de pared, de los grandes, que incluso se puede descolgar y poner sobre la mesa para hacer ejercicios con él. Pero como en casa somos amigos de aprender tocando, pues creo que un reloj de juguete va mejor al principio.
Así es que no me lo pensé nada cuando vi el reloj de madera de la foto del inicio, que además es un puzzle. Y como encima su precio era estupendo, ¡pues genial! ¡a la bolsa!

Pero... ya estaba en casa abierto y usado cuando me di cuenta de un detalle, que de haberme fijado mejor seguramente no lo había comprado: Las "cositas" que sirven para agarrar cada pieza del puzzle están pegadas justo encima de los números, dificultando que los más pequeños puedan reconocerlos bien.


El reloj lo podemos usar de todas formas, aunque ahora pienso que hubiera sido mejor sin ser puzzle, o al menos sin esas piezas clavadas en medio. Pero ya que lo tenemos lo aprovecharemos lo mejor que podamos.
¿Os ha pasado alguna vez comprar una cosa y daros cuenta tarde de algún fallo?

viernes, 2 de agosto de 2013

Prueba gratis el programa Kinder en Línea


En la entrada de ayer menconé brevemente que vamos a tener la oportunidad de probar gratis durante unos días el Programa Kinder en Línea de la Comunidad Alas.
Hoy os lo quiero contar más despacio porque está relacionado con muchas de las cuestiones que me preguntáis en privado: dónde puedo encontrar un programa que me ayude en la organización de las actividades, me gustaría contar con una guía que me orientase a la hora de presentar las tareas, cómo reunir todo el material que voy a necesitar, a quién pregunto si tengo dudas...

Este programa se divide en dos módulos con unidades de estudio que incluyen actividades planificadas, explicaciones, imprimibles, vídeos, material, etc. Además contamos con asesoramiento académico.
Pero ocurre muchas veces que dudamos si un determinado producto es lo que buscamos, si nos va a ayudar, si sirve para nuestros niños y nuestra forma de hacer las cosas. Y finalmente no sabemos si recurrir a ello o no.

Por eso a partir del día 5 de Agosto, la Cominidad Alas dispondrá de una zona de pruebas para conocer este programa de forma gratuita.
Dispondremos de 5 días gratis por cada uno de los módulos.
La única condición es pertenecer a la Comunidad Alas. Si aun no te has inscrito puedes hacerlo desde aquí (es gratis también).

miércoles, 31 de julio de 2013

Recursos educativos gratuitos


Ya sabéis que me gusta recomendar material que creo que puede ser útil. A veces es de pago y otras veces, como esta, es gratis.
En mis visitas a otros blogs he encontrado recursos que se comparten libremente en esos espacios, algunos de ellos a cambio se suscribirse a su boletín de noticias, pero creo que merece la pena porque además recibiremos por mail artículos interesantes y siempre tenemos la opción de darnos de baja si alguna vez ya no nos interesa. En otras ocasiones no hay que hacer nada, sólo buscar y descargar.

Imprimibles educativos

Manualidades Educativas
En esta zona de descargas encontraréis material Montessori para descargar, dividido en áreas para facilitar su búsqueda.

Educativos Meninheira
Meninheira comparte en su blog los imprimibles que diseña y vende; y también nos ofrece a menudo material gratuito de mucha utilidad. Sólo hay que darse una vuelta por su blog para ir encontrándolo.

B aprende en casa
Yo también comparto imprimibles educativos que voy descubriendo en otros espacios, a través de uno de mis tableros de Pinterest. Podéis acceder a ellos desde una de las pestañas de la parte superior del blog.

Libros para imprimir o leer on line

Hace poco compartía con nosotras tres libros de Rebeca Wild, experta en pedagogía Montessori.
Los libros son: "Libertad y límites. Amor y respeto", "Calidad de vida" y "Educar para ser".

Al suscribirte a esta comunidad (gratis) recibirás de regalo la guía "10 consejos prácticos para mamás que inician la aventura homeschooler".

Si te suscribes a su boletín de noticias recibirás el libro "5 claves para hacer bien los deberes".

Por suscribirte a su boletín de noticias te regalan el libro "Cómo trabajar las emociones con los niños".

Recibirás el libro "Los 8 beneficios del dibujo que un niño no debe perderse" si te suscribes a su boletín.

Si te suscribes a su boletín podrás disfrutar del libro "20 ideas que te servirán para ayudar a tus hijos en su formación matemática".

Edito la entrada porque Laura, de la Comunidad Educativa Alas, me acaba de decir que a partir del 5 de Agosto podremos disfrutar de 10 días gratis en el programa Kinder en línea (con actividades, imprimibles, hojas de trabajo y vídeos). La única condición es suscribirse a la comunidad, más arriba os he puesto el enlace.

Si en vuestros blogs también compartís material educativo gratuito o conocéis otros recursos aparte de los que yo he mencionado, podéis dejarnos los enlaces en los comentarios.
Gracias.



sábado, 27 de julio de 2013

Actividades con las banderas


A veces he mencionado los imprimibles de Educativos Meninheira y hoy quiero contaros que en su blog también podemos encontrar material para descargar gratis, además del que ella elabora y vende (que es estupendo).
Dando una vuelta por sus entradas más antiguas, me encontré con estas banderas de la foto y no lo dudé ni un momento. Son estupendas para completar nuestras actividades con los mapas.
Yo ya hice versiones caseras de las banderas de nuestros dos paises: España y Marruecos. Pero estas están mucho mejor que las mías, y aunque no están todas las banderas del mundo hemos tenido la suerte de que las dos nuestras sí se incluyen.
Por el momento sólo he imprimido las banderas, pero el documento completo tiene además tarjetas de palabras con los nombres de los paises y unas hoja de control con cada país, su bandera y su continente.
Si a alguien le interesa podéis descargarlo aquí (y de paso se lo agradecemos a Meninheira).

Lo que hacemos ahora mismo con las banderas es básicamente jugar.
Las vamos mirando, comentamos cómo son, si B muestra interés vemos cuál es el país o incluso el continente... le gusta encontrar las que ya conoce entre todas las demás.
No pretendo ni mucho menos que memorice nada, pero ya sabéis que es un tema que le gusta mucho y por eso se siente motivado y le atrae.
Se puede completar con los mapas impresos de los continentes que ya tenemos o con el globo terráqueo y jugar a encontrar los paises.

Y ya que os enseño hoy este material, ¿queréis que otro día os traiga recursos educativos gratuitos que se comparten a través de otros blogs?

miércoles, 24 de julio de 2013

Dos propuestas para favorecer la motivación de nuestros niños


Quienes realizamos actividades educativas con los niños nos encontramos a veces con desinterés hacia algunas materias, ejercicios que no les llaman nada la atención, niños que se niegan a participar en casi todo lo que les proponemos o pequeños que prefieren ver la tele y no quieren saber nada de actividades.

Es necesario que el aprendizaje sea algo motivador.
Para ayudarnos en esta tarea os cuento dos cosas que he podido comprobar que funcionan:

La motivación debemos buscarla en los propios niños.

En los temas de educación, y en general en casi todos los aspectos de la crianza, hay muchas teorías que nos aconsejan motivar a nuestros hijos con premios que les daremos a cambio de hacer bien ciertas cosas. Estos premios pueden ser regalos, puntos que se anotan en una tabla... y cosas similares.
Mi propuesta va en el sentido contrario.
En vez de recompensar a los niños con algo externo, vamos a buscar aquellas cosas que más les gusta hacer y las vamos a incorporar a la forma de presentar la actividad para hacerla más atractiva.

Os he comentado alguna vez que a B le divierte mucho jugar a taparse los ojos, por eso cuando repasamos los números con el bingo de tapones él los va cogiendo con los ojos tapados. Así aprendemos jugando.

Vamos entonces a observar qué cosas son las que más les gusta hacer o qué materiales son sus preferidos y a partir de esto diseñaremos la presentación de las actividades.

Ponemos interés en aprender las cosas que necesitamos.

Hay cosas que aprendemos simplemente porque nos gustan, pero está claro que una razón de peso para esforzarnos en aprender algo es la necesidad que tengamos de ello.
Pensemos entonces de qué manera podemos crear esa necesidad en nuestros pequeños.

Si hacemos juegos con pistas (por ejemplo: buscar el tesoro) en forma de notas que vamos dejando por la casa, estamos introduciendo la necesidad de leer lo que pone en esas notas.
Otra posibilidad es coger un tema que los niños ya han catalogado como "inútil" y demostrarles que no tienen razón. Para ello buscaremos su lado práctico y qué puede aportarnos. Seguramente aprenderemos todos en este proceso.

¿Qué otras cosas se te ocurren para favorecer la motivación de los niños?

sábado, 20 de julio de 2013

Cuaderno de experimentos (y consejos básicos)

Una de las cosas más entretenidas para hacer en casa con los niños son los experimentos domésticos: una forma ideal de aprender y pasar un buen rato al mismo tiempo. Perfecto para aquellos a quienes les encanta manipular, tocar, probar...

Nosotros solemos ver una cadena que se llama Baraem, en uno de sus programas la presentadora Nina responde a las preguntas de los niños y mediante sencillos experimentos les explica el por qué de un montón de cosas. De ahí saco muchas ideas.
También hay blogs que nos ofrecen sus propuestas.
Y como ya tengo bastantes cosas pendientes, he pensado en elaborar un Cuaderno de experimentos en el que ir anotando todo para no olvidarlo y que quede ordenado, el resultado final será algo parecido a uno de esos libros de experiementos para niños.
Si tenéis pequeños científicos en casa, os propongo que lo hagáis también.

Es muy sencillo. Necesitamos simplemente un cuaderno en el que ir anotando las actividades con varios registros en cada una de ellas.
Lo más importante (y para mí quedará simplemente así porque no necesito complicarlo más) es anotar el nombre del experimento, el material necesario, una explicación de cómo realizarlo y las ideas básicas que podemos aprender con él.


Otros posibles datos podrían ser el lugar donde lo hemos visto o la edad para la que está recomendado, pero eso ya queda a gusto de cada una.

Si os animáis a hacer el vuestro, os doy algunos consejos:
- Sed realistas, es imposible poder hacer todo lo que vemos en otros espacios, sencillamente no hay tiempo suficiente, así es que no queda más remedio que seleccionar.
- Es importante que los niños decidan qué es lo que quieren o no quieren hacer. Eso no impide que registréis todas las propuestas interesantes porque lo que no quieren hacer ahora tal vez les interese más adelante.
- Buscad cosas sencillas, que se preparen fácilmente, con material fácil de conseguir. No os compliquéis la vida con experimentos demasiado difíciles que pueden acabar en frustración (nuestra o de nuestros peques).
- Los experimentos son para que los hagan ellos, no nosotras... Podemos ayudar en lo que sea necesario, pero dejémosles ser los protagonistas.
- No pasa nada si no sale como habíamos esperado. Lo más importante es pasar un buen rato y dejar que los niños manipulen y jueguen libremente.

Y ahora contadme, ¿cómo seleccionáis las actividades para proponer a vuestros niños y niñas?



miércoles, 17 de julio de 2013

Propuestas creativas para dibujar nuestros viajes


¿Qué tal si le echamos imaginación a nuestros viajes y hacemos de ellos una ocasión especial para que los niños se expresen mediante el dibujo, plasmando lo que están viviendo?

Hoy colaboro en la web Garabatos y Dibujos, allí os cuento todo esto y además espero vuestras creativas ideas, seguro que podemos aportarnos muchas cosas.
Si os apetece, podéis leerme aquí.

lunes, 15 de julio de 2013

Taller. Caja 4: Trasvases

¿Qué tal lleváis las Cajas Temáticas?
Hoy comparto propuestas muy apropiadas para la época de verano, aunque por supuesto se pueden hacer durante todo el año. Pero parece que con el calor nos animamos más a jugar con agua e incluso nos da menos pereza que los peques se manchen.

Los trasvases pueden empezar a practicarse desde bien pequeños, cuando empiezan a controlar los movivmientos de brazos y manos y la coordinación mano-ojo. A medida que los niños crecen iremos ampliando los materiales y actividades.
Y lo bueno es que se pueden hacer casi en cualquier parte, y con nuestra caja mucho más, al poder llevarla de un sitio a otro.
Si estamos dentro de casa y lo vemos necesario, siempre se puede recurrir a cubrir la mesa y si tenemos patio, jardín, etc. mejor que mejor.
Recordad que con estos ejercicios practicamos destrezas y manejo de utensilios de la vida diaria. Además son muy entretenidos y casi siempre éxito seguro al permitirles manipular libremente.

¿Qué os propongo incluir en esta caja?
Lo primero es el material que los niños van a trasvasar, que no tiene por qué ser nada especial, nos sirven cosas que suele haber en casa. Así es que vamos a meter en la caja una botellita de agua y varios botes con, por ejemplo, harina, pan rallado, fideos, garbanzos... o incluso tierra (transplantar nuestras macetas también es una actividad de trasvase).

A continuación viene lo más entretenido: elegir los objetos con los que hacer los trasvases. Y aquí os propongo echar mano de la imaginación porque casi todo vale.
Para el trasvase de líquidos:
Botes, cuencos, vasos, embudos, cubos, regaderas, cucharones, jarritas, jeringuillas, pipetas, esponjas...


Para el trasvase de sólidos:
Cubos, vasos, platos, cuencos, coladores, pinzas, cucharas de todos los tamaños, palas, envases de distintas alturas y medidas...


Una variante muy veraniega de los trasvases de líquidos son las paredes de agua. Os dejo una foto de Zeroseis, si pincháis en el enlace veréis imágenes con más ideas. (Importante: cuidado con las botellas cortadas, conviene proteger muy bien los bordes con cinta aislante o esparadrapo para evitar rasguños).
Una posibilidad sería hacer una caja temática con estos elementos para que los niños (con más o menos ayuda nuestra) puedan fabricar su propia pared.


Y ahora contadme... ¿qué más cosas incluiríais en la caja?

Estas son las otras entradas del Taller para aprender a hacer Cajas Temáticas:




domingo, 14 de julio de 2013

150 palabras: Cuando sea mayor

Palabras: Mano, Trenzas, Suelo

Pensaba que cuando fuese mayor ya no podría tumbarse en el suelo.
Hay cosas que los adultos ya no hacen y parece que sólo están permitidas a los niños.
Todo esto lo pensaba mientras acariciaba con la mano el suelo frío de la casa de su abuela.

¿Cuántas cosas cambiarían en su vida cuando dejase de ser una niña?
Seguramente nadie peinaría su pelo con dos trenzas, dejaría de saltar en los charcos, no volvería a comer pan con leche condensada y no dormiría más con su viejo muñeco de trapo al que había puesto por nombre Dormilón.
No había visto a ningún mayor hacer esas cosas, ¿dejaría ella también de hacerlas?, se preguntaba.

Se levantó del suelo, cogió lápiz y papel y se escribió una carta a sí misma, que comenzaba así... "Para leer cuando sea mayor".
Era muy importante recordar todo lo que no debía dejar de hacer.

Imagen: Fuente


sábado, 13 de julio de 2013

Yogur de pistacho

Dedicado a mis queridas amigas que en la entrada de los batidos os quedásteis soprendidas con el yogur de pistacho.



Y ya puestas a elegir... ¿de qué sabor os gustaría encontrar un yogur?

jueves, 11 de julio de 2013

¿Qué nos dicen los dibujos de los niños? Entrevista a Judit Cueto


Judit Cueto es Psicóloga y Diplomada en Grafopsicología, Experta en el conocimiento de la personalidad y el carácter de los niños a través de sus dibujos.
Nos concede esta entrevista en la que nos cuenta los beneficios que tiene para los niños el poder expresarse mediante el dibujo y la información que nos puede dar a las madres el saber interpretarlos.

Hola Judit. Para quienes no lo conocen, ¿qué es la grafopsicología?

Es la ciencia que nos permite estudiar la personalidad del individuo a través del análisis e interpretación de sus gestos gráficos, que incluyen no solo la escritura, sino también los dibujos, garabatos o nuestra firma.
Para llegar a conclusiones certeras, los profesionales basamos nuestro análisis en numerosas muestras. De esta forma vemos los gestos gráficos característicos en una determinada persona, que nos revelan su manera de ser, sentir y comportarse. Por eso, me gusta insistir en la cuestión que la Grafopsicología no adivina sino que permite llegar a una conclusión sobre un individuo a través de un minucioso análisis de sus grafismos.


¿Qué te llevó a querer acercar tus conocimientos al mundo de los niños?
  
Digamos que ser madre ha enfocado mi interés en la Grafopsicología infantil, porque yo ya tenía una clara preferencia desde muy pequeña por dedicarme a esta ciencia. Cuando mi hijo mayor empezó con sus primeros garabatos mi interés en interpretarlos para conocerle mejor fue en aumento. Es fascinante ver como con esos pocos trazos y formas que dibujan los niños, nos están transmitiendo tanto sobre ellos, su estado emocional y sus gustos y preferencias.

¿Es cierto que los dibujos de los niños reflejan su personalidad?

Así es. En el dibujo el niño proyecta su interior y con ello muestra su temperamento y carácter. Ya en sus primeros garabatos, hacia los 18 meses, podemos hacernos una idea muy aproximada de cómo es nuestro bebé y de qué aspectos rigen su comportamiento.

La forma de ocupar el espacio en el papel, el tipo de líneas que traza, la presión con la que lo hace, etc. todo ello puede ser interpretado y nos proporciona cantidad de información que de otro modo no conseguiríamos tener.

¿Qué nos aporta a las madres el poder interpretar los dibujos de nuestros hijos?

La principal aportación es la de poder comprender su comportamiento e identificar su estado de ánimo. Sus dibujos nos informan de la existencia de algún tipo de conflicto, ya sea de relación con otros, dentro de la familia o suyo propio. Y esto es fundamental, porque en muchos ocasiones los niños por vergüenza, sentimientos de culpa o simplemente por no saber, no nos cuentan lo que les pasa y pueden pasarse inadvertidos, con el riesgo que esto supone para que esos problemas se agraven.

Cada forma, cada trazo realizado nos ayuda a conocer mejor a nuestro hijo y a comprender lo que le pasa y lo que está viviendo en esos momentos, y esta información facilita nuestra tarea educativa y nos ayuda a acompañarles adecuadamente en su desarrollo psicológico, social y afectivo. Por ejemplo, nos permite enfocar mejor las actividades de juego, saber cómo se va a enfrentar a los cambios o cómo se va a relacionar en diferentes entornos en los que se mueva (escuela, amigos, desconocidos, etc.). 

La posibilidad de poder expresarse mediante el dibujo aporta beneficios a los pequeños, ¿cuáles son?

El principal y que ya hemos comentado, es el de comunicarse mediante un lenguaje no verbal, tan importante en las primeras etapas del desarrollo, cuando éste no se ha desplegado. Pero tiene muchos más beneficios. Por una parte, estimula su percepción y su creatividad, desarrolla su psicomotricidad fina, y sirve de entrenamiento para la escritura.

El hecho de sostener la actividad por un tiempo más o menos prolongado, mejora su capacidad de atención y de concentración en una tarea. También es una fuente de autoconocimiento, ya que los niños van experimentando por sí solos y prueban sus capacidades de una forma autónoma y espontánea.

Y por último, pero no menos importante, el dibujo supone una vía para canalizar  emociones, ya que al plasmarlas en el papel, les pone cierta distancia, con lo que se facilita su reconocimiento y asimilación. Y no hemos de olvidar que esto es fundamental para las etapas en las que la expresión de las emociones se hace más intensa, como puede ser con las rabietas.


¿Qué podemos hacer las madres para motivar y favorecer esa forma de expresión?

Mi consejo profesional siempre es que fomentemos el dibujo libre, donde el niño pueda dar rienda suelta a su imaginación y su manera personal de expresarse. Deberíamos limitar el uso de fichas y cuadernos de colorear a situaciones muy puntuales y procurar espacios para la experimentación.

En cuanto a materiales y superficies de dibujo, es recomendable que sean lo más diversos posible, adecuándolos a la edad del pequeño y a sus gustos y preferencias. Si tenemos la opción de tener un espacio en casa para el dibujo con todo a mano mejor que mejor.

Nuestro papel principal debe ser el de observar, evitando las interrupciones y las valoraciones estéticas de ese dibujo. No significa que no debamos participar del momento, pero quién debe dirigir la actividad es el niño y no el adulto. Las valoraciones solo consiguen condicionar al niño y al final se centran más en el elogio que en pasárselo bien.


¿Qué servicios nos ofreces desde tu página web?

En Garabatos y Dibujos tenemos como objetivo aportar conocimiento tanto a padres como a profesionales de la atención a la infancia para que puedan conocer y comprender mejor a los niños a través de sus dibujos. Por eso, hemos diseñado los servicios para abarcar el máximo de posibilidades y ajustarnos a las necesidades de nuestros usuarios. Están divididos en tres apartados:

- Formación on line en diferentes formatos (seminarios, cursos o talleres)
- Comunidad para compartir ideas sobre el dibujo, y para aprender a analizar e interpretar los dibujos que compartimos.

- Análisis de dibujos, dirigido a quienes deseen un análisis más personalizado e inmediato.

También ofrecemos formación presencial, pero está condicionada a mi disponibilidad, ya que yo también soy madre de dos peques.

Ya estamos trabajando en nuevos servicios a ofrecer y ampliando los temas sobre los que profundizar, siempre ajustándonos a la demanda de nuestros clientes.

Muchas gracias por todo Judit.
Podéis seguir a Judit Cueto a través de su página web Garabatos y Dibujos o en su Página de Facebook.

(Entrevista publicada originalmente en mi blog Madres en Red)


El lenguaje de signos para bebés. Entrevista a Miriam Escacena

Miriam Escacena es Experta en Comunicación Gestual e Instructora Independiente Certificada en Lenguaje de Signos para bebés.
Ha sido tan amable de contestar a unas preguntas para explicarnos en qué consiste esta forma de comunicación y qué puede aportar a la relación con nuestros bebés.

Hola Miriam. Lo primero de todo, ¿en qué consiste el lenguaje de signos para bebés?

Se trata de una técnica que permite comunicarnos con nuestros bebés mucho antes de que puedan hacerlo con las palabras. Sabemos que necesitan entre uno y dos años hasta que desarrollan el lenguaje, pero ellos desean comunicarse desde que nacen, ya que la comunicación es la base de la supervivencia. Así por ejemplo, nos hacen saber que tienen hambre buscando el pecho o haciendo gestos de succión con su boquita, cuando tienen sueño se rascan los ojitos, cuando están molestos por algo recurren al llanto y cuando algo les gusta nos regalan los gorjeos y sonrisas.

Suelen hacer este tipo de gestos de forma innata, pero nosotros podemos enseñarles muchos más, igual que les enseñamos a decir adiós con su manita o a tirar besitos, podemos dotarles de herramientas que les permitan expresarnos sus necesidades y deseos, y todo esto desde los seis meses, cuando se descubren sus manitas y comienzan a desarrollar sus habilidades motoras finas.


¿Cómo conociste el lenguaje de signos para bebés y qué te llevó a querer formarte como instructora?

Desde que nació mi hija siempre me he interesado mucho por ofrecerle diferentes formas de estimulación. Así por ejemplo desde que tenía pocos meses practicamos el masaje infantil, otra preciosa forma de comunicación que refuerza enormemente el vínculo afectivo. También comenzamos muy pronto la matronatación y ahora que tiene tres añitos ya tiene su primer instrumento de música! Es increíble la capacidad de aprendizaje que tienen los niños a estas edades, creo que los niños son una mina de tesoros por explotar y mi deseo ha sido siempre permitir que mi hija pueda disfrutar y probar experiencias distintas de las que llevarse un aprendizaje.

Mi gran pasión por la enseñanza y mi sueño de poder trabajar para mí algún día en mi propio proyecto relacionado con los niños me hizo descubrir el Programa Cincodeditos. Después de probarlo con mi propia hija me pareció una experiencia tan maravillosa que pensé que era una pena que muchas familias desconozcan. A pesar de que esta técnica se originó en EEUU hace más de treinta años y se utiliza en muchos países, en España todavía no se conoce mucho, por lo que decidí investigar a fondo y certificarme como instructora y de este modo poner mi granito de arena en la difusión de esta técnica que a mí me parece fascinante.


¿Qué aporta este tipo de lenguaje a la comunicación tradicional entre la madre y el bebé?

Mucho más de lo que creemos. Primero nos ayuda a disminuir rabietas fruto de la incomprensión. A veces escuchamos llorar a nuestros bebés por algo que les hace sentirse incómodos pero no logramos adivinar lo que les sucede para calmarles y nos ponemos nerviosos, sobretodo si somos padres primerizos. Aunque este momento dure sólo minutos se nos hacen eternos y daríamos lo que fuera por entenderles y tranquilizarles. Gracias a los signos los bebés pueden expresarnos su incomodidad con un pañal húmedo por ejemplo, su dolor de tripita, sus ganas de comer más, menos.. etc.

Además, nos hacen posible ver a través de sus ojos y darnos cuenta de cómo interpretan el mundo. Podemos pasear siempre por la misma calle sin reparar en el gatito que está siempre asomado por la ventana de la vecina, nuestro bebé se fija todos los días y le encantaría pararse un ratito.. También podemos entender que nuestro pequeño está inquieto porque se pregunta cuándo llegará su papá, o le encantaría que le diéramos un masajito o merendar un plátano en lugar de un yogourt.. etc Cuando son más mayores podemos enseñarles también el signo de “orinal” para el abandono del pañal, y también el de “ayuda” para cuando aprender a andar o a vestirse solitos.

Una pregunta que te habrán hecho muchas veces, ¿no dificulta la adquisición posterior del lenguaje hablado?

Esta es la pregunta más común que nos hacemos los padres, es totalmente lícita ya que nos preocupa dar siempre lo mejor a nuestros hijos y yo me la hice en su día.

Afortunadamente esto no es así y además es todo lo contrario, lo favorece. ¿Por qué? Porque para enseñar un signo repetimos constantemente la palabra, por lo que el nivel de exposición al lenguaje es mucho mayor, y los niños aprenden por repetición e imitación.

Durante una treintena de años se han realizado numerosas investigaciones al respecto a nivel universitario, (como las de los doctores Jospeh García, Linda Acredolo y Susan Goodwyn) y es por ello que ya se enseñan en muchas escuelas infantiles. 
 
¿Por qué recurrir a un sistema de signos estandarizado si cada familia puede inventar los suyos propios?

En realidad todas las familias tenemos ciertos códigos. Recuerdo que cuando mi hija era un bebé y tenía hambre solía llevarse el dedo índice a los labios y todos sabíamos que quería comer. Claro que podemos inventar muchos más, pero lo bonito de usar un sistema que ya existe como es el de la comunidad no oyente nos permite tener muchos recursos a nuestro alcance. Desde los preciosos vídeos de Baby Einstein, muchísimo material audiovisual, canciones signadas, flashcards para trabajar con imágenes.. etc. Además, si coincidimos con otra familia que también utilice los signos los pequeños pueden entenderse!

¿La utilidad del lenguaje de signos termina cuando los bebés crecen o también tiene aportaciones para niños más mayores?

Hay muchísimos beneficios por explotar. Cuando los niños comienzan a hablar hay ciertas consonantes que les resulta difícil pronunciar, a veces se atascan o se hace más difícil entenderles y los signos pueden ayudar mucho. Por otro lado, los signos son un juego en si mismo ya que podemos enseñarles canciones signadas y contarles cuentos apoyándonos en ellos, de este modo el niño presta mucha más atención, el cuento es mucho más divertido e interactivo.

Y esto no es todo, los signos son una excelente herramienta para fomentar el bilingüismo. Podemos enseñarles palabras en un segundo idioma y el signo hace de traductor, el niño entiende rápidamente en su mente que aunque dos palabras se pronuncien de forma totalmente distinta significan el mismo concepto, (que es el que interpreta a través del signo). Esta para mi es una de las utilidades más importantes que además estoy explotando ahora que mi hija tiene 3 años, y el siguiente paso será el inicio de la lectoescritura, ya que primero aprenderá a “sentir” cada una de las letras.


¿Qué servicios y recursos nos ofreces desde tu página web?

Mi principal objetivo es la difusión de esta maravillosa técnica. Ofrezco charlas informativas gratuitas a todo aquel que le interese, voy organizando grupos en diferentes centros relacionados con la infancia y en alguna ocasión he quedado en una cafetería con grupos de mamás y bebés.

Regularmente suelo ofrecer cursos en distintas modalidades y también talleres de cuentos y canciones, en función siempre de mi escaso “tiempo libre”, ya que tengo una profesión a jornada completa y una hija a la que adoro que reclama toda mi atención y de la que me encanta disfrutar.

Me encanta estar rodeada de familias y bebés y por eso intento sacar ratitos los fines de semana y compatibilizándolos con mi familia. Mi principal objetivo es llegar al máximo número de familias para que sepan que la comunicación con bebés es posible, sencilla y maravillosa, y que no les pase como me pasó a mí, que cuando descubrí los signos para bebés mi pequeña tenía catorce meses y me quedé tan fascinada que lo único que pensé fue: madre mía todo lo que me he perdido!!!!

Os invito a leer e investigar por vuestra cuenta, y si preferís os lo cuento de primera mano, os aseguro que descubrir esto junto a vuestros pequeños será un viaje inolvidable!

Muchas gracias por todo Miriam.

Podéis seguir a Miriam Escacena a través de su página web Comunicación con bebés o en su Página de Facebook.

(Entrevista publicada originalmente en mi blog Madres en Red)

miércoles, 10 de julio de 2013

Ramadan Mubarak


Hoy hemos comenzado el ayuno del mes de Ramadan.
Como cada año, compartimos con nuestro hijo (aunque él no ayuna) la emoción de estos días para que interiorice desde pequeño la importancia de la religión en nuestra familia.
Si queréis saber más sobre este mes, la forma en que lo vivimos y lo que significa para nosotros, podéis leer esta entrada que escribí el año pasado.

Para todas las musulmanas y musulmanes, Ramadan Mubarak.

lunes, 8 de julio de 2013

B y el ratoncito del espacio


"No se sabe qué es más grande: el universo o la creatividad de un niño. Y de eso trata este cuento: de un niño desarrollando su imaginación a lo largo y ancho del universo. Un cuento en el que dos amigos crean juguetes. Y los hacen para los habitantes de otros planetas. Un cuento que enseña también a hacer juguetes con materiales de casa. Un cuento con el que divertirse y aprender sobre la importancia de la creatividad. Una maravillosa aventura protagonizada por... ¡B!".

B ha recibido un regalo muy especial: un cuento personalizado.
El ratoncito del espacio y yo es una historia escrita y diseñada por Rocío de Torres Artillo y Alberto Toledo Ros. Pero es mucho más que un cuento, por eso menciono lo de "diseñada".
Nosotros lo tenemos en versión digital, aunque existe la posibilidad de tener el libro en formato físico (o tradicional).
Las posibilidades son varias: leerlo en el ordenador, imprimirlo en casa (en color o en blanco y negro) o imprimirlo en una copistería. Todas las versiones las tenemos incluídas junto con sus instrucciones.


Os cuento por qué B está tan ilusionado con esta historia (y yo misma también, tengo que reconocerlo):
Ha recibido su primer diploma que espero que pronto luzca en su habitación, el diploma de creador de juguetes.
Su nombre aparece en la portada y continuamente a lo largo del cuento porque el niño o niña a quien se lo regalemos se convierte en protagonista de esta aventura y acompañará al ratoncito del espacio en sus viajes al mismo tiempo que aprendemos a hacer juguetes con material fácil de encontrar en casa.

Pero todavía hay más. Este cuento nos va a dar para pasar muchos ratos entretenidos porque también incluye pegatinas, dibujos para colorear (o decorar), un diseño para estampar en las camisetas y un montón de recortables para jugar con los personajes y crear distintos escenarios.
¡Nos gusta mucho!

Podéis encontrar toda la información sobre este simpático ratoncito en su página web.



viernes, 5 de julio de 2013

Batidos sanos y ricos


Nosotros solemos tomar batidos durante todo el año. Pero ahora especialmente, que llegan los calores, parece que apetecen mucho más, fresquitos...

Los batidos de frutas son sanos y sencillos de preparar. Los propios niños pueden ayudar, sobretodo si, como a B, les encanta eso de apretar el botón de la batidora.
Se pueden hacer de cientos de formas y con montones de combinaciones posibles.
Os cuento uno de los que más tomamos en casa, estos son los ingredientes:
- Plátano
- Manzana
- Un par de galletas
- Yogur de pistacho
- Leche al gusto (según se quiera más espeso o más líquido)
Se pela la fruta, se trocea, se mezclan todos los ingredientes en la batidora... ¡y ya está!

¡Riquísimo!
A veces añadimos frutos secos, otras veces un poco de cacao en polvo... es cuestión de echarle imaginación.

Aunque todavía no lo he probado, se puede hacer su versión helada.
Cuando era pequeña, una de mis tías hacía unos polos caseros bastante rudimentarios, pero que a los niños nos gustaban mucho: Mezclaba leche con azúcar y la ponía en una cubitera de hielos (de las típicas que suele haber en las casas), cuando estaba un poco cuajado pero todavía no se había congelado del todo, pinchaba unos palillos en cada cubito y en unas horas ya tenía los polos preparados y listos para regalar a cualquier niño que se acercase a visitarla.
Imagino que con el batido se podría hacer algo parecido.

¿Y en vuestra familia qué tomáis para refrescaros en verano?

martes, 2 de julio de 2013

Aprendiendo en el campo


Hace días que no paso por vuestros blogs ni por los míos, porque hemos estado de viaje. Nos apetecían unas mini-vacaciones y estuvimos pensando a dónde ir, hay tantos lugares por conocer...
Finalmente hemos estado en varios sitios, pero uno de ellos ha sido especial por las experiencias vividas.

Mi marido quería enseñarnos el lugar en el que pasaba sus veranos de pequeño junto a su abuelo, donde tiene recuerdos muy entrañables y aun vive allí parte de la familia que B y yo no conocíamos.
Y hacia ese lugar nos encaminamos como inicio de nuestro viaje.
Cuando se acabaron las carreteras y comenzaron los caminos, empezó también nuestra aventura.

Durante varios días hemos conocido la verdadera vida del campo, con todo lo bueno y también su dureza a veces.
Y es que no estábamos en un pueblo, sino en el campo, campo. Con muy pocas casas desperdigadas por ese paisaje que se ve en la foto superior.
Hemos conocido la hospitalidad en su sentido más real, nos han ofrecido lo mejor que tenían.
Para mí ha sido muy interesante conocer a personas que hace muchos años ni me podía imaginar tenerlas al lado, si acaso en los documentales de viajes o de otras culturas.

Estos han sido nuestros aprendizajes:
La sencillez, la humildad, la generosidad... que aun conservan muchas personas.
El recibimiento a una "extraña" (en este caso yo) sin recelos, sin miedos y sin rechazo, esforzándose por darme lo mejor.
El placer de disfrutar de los productos naturales: leche fresca, huevos recién puestos, verdura cultivada por ellos, el pan horneado en casa (y nada de horno eléctrico...).
Dormir en el suelo, sobre pieles de cordero y mantas blanditas.
Respirar aire puro, percibir los olores de la naturaleza, el frescor de la noche y el silencio mirando las estrellas.

Es cierto que en algunos momentos ha sido incómodo porque los adultos nos acostumbramos pronto a los pequeños lujos de cada día y queremos tener un cuarto de baño como el nuestro o simplemente abrir el grifo y que salga agua. Pero resulta que hay gente que no vive como nosotros.
Sin embargo para B todo ha sido aventura: sacar agua del pozo, correr detrás de las gallinas, visitar a los terneros, y jugar sin parar con los primos, sin horarios y sin zapatos.
Creo que se ha sentido libre de verdad.

sábado, 22 de junio de 2013

Educar en la valentía


Una de mis asignaturas en la universidad era Psicología Social. Entre todas las cosas que aprendí, me resultó muy interesante todo aquello relacionado con el comportamiento de los individuos dentro de un grupo y el hecho de comprobar cómo podemos cambiar en nuestros actos según estemos solas o entre otras personas.
También la necesidad del ser humano de pertenecer a un grupo y lo qué se puede llegar a hacer para ser aceptado, pasando por la obediencia a un líder y qué cosas son capaces de hacer las personas amables, educadas y mentalmente sanas... Me fascinaban todos aquellos estudios, al mismo tiempo que sus conclusiones me asustaban muchas veces y sobretodo me hacían cuestionarme un montón de cosas.

En 1955, Solomon Asch buscó voluntarios para participar en un supuesto experimento sobre percepción, que en realidad era una investigación acerca de la conformidad de los individuos dentro de un grupo.
La escena estaba compuesta por el investigador y un grupo de unos ocho voluntarios, de los cuales sólo uno era el voluntario real, el resto eran "cómplices" del experimentador.
Se presentaba una imagen con tres líneas verticales de diferente longitud, eran longitudes parecidas pero claramente diferentes a simple vista. Se trataba de decir cuál de las líneas era la más alta.
Todos los miembros del grupo tenían que dar la respuesta en voz alta ante los demás y al voluntario le dejaban para contestar en último lugar. Por consenso, todos los anteriores daban la misma respuesta equivocada y al llegar el turno del "sujeto del experimento", este dudaba, se lo pensaba mucho, no sabía muy bien qué decir a pesar de saber cuál era la respuesta correcta... y finalmente se comprobó que 3 de cada 4 personas se conformaban y daban una respuesta que sabían que era incorrecta con tal de adaptarse a la opinión mayoritaria del grupo.

Situaciones de este tipo ocurren continuamente, en muchos ámbitos y por parte de muchas personas. Quizá en alguna ocasión nosotras mismas nos hemos visto en un caso parecido.
Al fin y al cabo, la longitud de unas líneas es algo objetivo, basta con coger un metro y salir de dudas.
Pero la cosa se complica cuando hablamos de principios, creencias, valores, etc.

Es por eso que propongo educar a nuestros hijos en la valentía de defender los propios criterios aunque eso implique llevar la contraria a todo el grupo.
Firmeza, fortaleza y principios sólidos que debemos inculcarles desde pequeños.
Para ello es imprescindible una buena autoestima que se favorece desde la familia, educando con amor y respeto.

martes, 18 de junio de 2013

Jugamos al bingo

Estos son nuestros tapones con los números del 1 al 100.


Los usamos de varias formas, entre ellas para jugar al bingo.
Lo que hacemos es una versión casera de ese juego: B se tapa los ojos y va cogiendo tapones "a ciegas", luego los mira y los coloca en su lugar correspondiente dentro de una plantilla.
Otras veces prefiere cambiar y me pide que sea yo la que me tape los ojos y coja los tapones.
El hecho de taparnos los ojos no es necesario para jugar, pero a B le parece divertido y yo lo aprovecho para conseguir más motivación hacia la actividad.

De momento usamos la plantilla del 1 al 31.
Es una parte de los Carteles Semanales de Educativos Meninheira que os enseñé aquí (los números para recortar y pegar en el calendario).
Cada número que vamos sacando le colocamos sobre el cuadro que le corresponde.


Tenemos también la posibilidad de usar el tablero de los 100 números, pero aun no lo hacemos porque B se cansa antes de completarlo.
En la foto no se ve muy bien, pero es una caja de cartón dividida en cien cuadrículas.


Si queréis jugar al bingo de la forma tradicional, con varios jugadores, he visto que en las multitiendas (o tiendas de chinos) venden unos paquetitos con las tarjetas ya confeccionadas para jugar.

Con esta actividad los niños aprenden a reconocer los números, a relacionar el nombre del número con su representación escrita y a saber en qué orden va cada uno.

jueves, 13 de junio de 2013

Vuelve la colección de los mapas


¿Os acordáis de los mapas de los que escribí en esta entrada?
Me acaba de llegar un correo contándome que vuelven a lanzar esta colección, quizá a alguna os interesa porque las condiciones son muy buenas: 40 mapas por 60 céntimos.
Yo los compré el año pasado porque ya sabéis que a B le gustan mucho los mapas. De momento sólo los estamos mirando porque son más bien para niños más mayores, pero soy de la opinión de que las ofertas hay que aprovecharlas en su momento (aunque sea para dejarlo guardado un tiempo), quién sabe si luego volveremos a encontrar las mismas condiciones.

Existe la posibilidad de suscribirse a toda la colección, pero ya las condiciones económicas son muy diferentes. Así es que nosotros nos hemos quedado sólo con estos primeros.
Si los queréis podéis pedirlos aquí.

(Planeta Agostini nunca me ha dado nada, a pesar de que les hago mucha publicidad, jeje. Lo recomiendo porque me parece buen material, pero si me leen y me quieren mandar un regalito...)

martes, 11 de junio de 2013

Educar en el compañerismo


Estos días, en las páginas de Facebook que sigo, está circulando una foto con un pequeño cuento: Un antropólogo pidió a los niños de un pueblo que hiciesen una carrera, el primero que llegara se comería una cesta de fruta. Los niños se cogieron de la mano y avanzaron todos juntos hasta el final, después se repartieron las frutas y todos pudieron comer.

Creo que se está perdiendo el valor del compañerismo, de la colaboración, del trabajo en equipo para conseguir objetivos comunes.
Tendemos a ver a la persona de al lado como una competidora y dejamos pasar la valiosa oportunidad del apoyo mutuo como forma de avanzar.

Nuestros niños y niñas son el futuro de un mundo que necesita muchos cambios, pero está claro que esos cambios no los podemos hacer las personas en solitario.
Es posible que eso sea lo que se pretende: niños individualizados que intenten superar siempre a los demás, que vean a los otros niños como rivales a los que hay que ganar. Esforzarse en ser más que el otro.

Pero así no se consiguen los cambios ni las mejoras que tanto necesitamos.
El valor de la superación que debemos inculcar a nuestros hijos tiene que ser en relación a ellos mismos. Esforzarse por avanzar y por mejorar en el propio recorrido, pero no compararse con los demás.
Los niños podrán tener una vida interior más relajada si aprenden que no tienen que ser mejor que nadie y si aprenden que no son menos que otros.

Educar en el compañerismo implica dejar de hacer tantas comparaciones, dejar de decir las notas escolares en voz alta (o colgarlas en los tablones de anuncios, que para el caso es lo mismo) y tantas prácticas parecidas.

¿Os imagináis un grupo de niños con una tarea común?
Cada uno podría ocuparse de aquellas cosas que mejor se le dan y aprender que todos son necesarios y valiosos, y que juntos se puede llegar más lejos que por separado.

viernes, 7 de junio de 2013

Métodos Dinámicos para organizar las actividades


Hace tiempo, cuando empezaba a interesarme por el aprendizaje de los niños, llegó a mis manos un listado de blogs de crianza y de educación.
Curioseando por ellos, llegué a uno que me gustó tanto que allí me quedé. Era el antiguo blog de Laura (la madre al frente de la Comunidad Alas). Durante mucho tiempo fue mi "blog cabecera", aprendí muchísimo allí, otra forma de entender la enseñanza, de presentar las actividades, aprendí sobre los ritmos y los procesos de cada niño... y tomé muchas ideas. La hija menor de Laura es de una edad similar a B y también me servía un poco de guía.
De allí salieron nuestros tableros de números (primero el del 1 al 20, luego el del 100), nuestra balanza casera, nuestras tarjetas de palabras y de imágenes... y tantas cosas.

Por eso cuando Laura creó la Comunidad Alas, no dudé en participar. Sé que muchas de vosotras también estáis ahí, para las demás os diré que pertenecer a esta comunidad es gratuito y no te obliga a nada. Sólo por ser miembro de Alas ya tienes acceso a un foro de padres/madres y además a una biblioteca-videoteca con material muy interesante.
Después se organizan cursos y están también los Planes Kinder (unidades de estudio organizadas con actividades, materiales, orientación, consulta, etc.). Pero nada de esto es obligatorio, tú puedes apuntarte a lo que necesites, y si crees que en este momento no necesitas nada, pues perfecto, nadie te va a exigir nada.

Bueno, lo que quería contaros hoy es que el 1 de Julio comienza el Curso de Métodos Dinámicos para organizar las clases (en casa o en la escuela).
Es un curso dirigido a madres/padres y educadores. Se compone de tres módulos:
- Educajas
- Lapbooks y Carpetas Educativas
- Estaciones de Trabajo y Posters Interactivos
En resumen, una forma diferente de organizar las actividades, hacerlas más motivadoras, incentivar el interés de los niños y favorecer con todo ello el aprendizaje.
Aquí tenéis toda la información.




miércoles, 5 de junio de 2013

¿La enseñanza en casa debería estar regulada?


Ya sabéis que en España la educación en casa no está regulada, lo cual no significa que sea ilegal. Pero en ocasiones puntuales puede acarrear algún problema dependiendo del criterio que otras personas tengan sobre ello.
Creo que la mayoría de las familias que optan por no escolarizar a sus hijos mayores de 6 años (porque antes de esta edad la escolarización no es obligatoria) no tienen problemas. Aunque a veces sale algún caso de una familia a la que se acusa de estar faltando a sus obligaciones y responsabilidades al entender algunas personas que el no llevar a los niños al colegio es sinónimo de desinterés o de falta de implicación en la educación de los hijos.
Si se llega a juicio se demuestra que esto no es cierto, que la implicación es enorme porque supone organizar toda una formación desde casa, que los niños no tienen ninguna carencia y que no hay ningún problema. Pero imaginad el disgusto y la preocupación de verse en una situación así.

Por todo ello, se viene pidiendo desde hace tiempo que la educación en casa esté regulada como ocurre en muchos otros países y evitar así este estado de incertidumbre.

Yo siempre he sido partidaria de esta regulación, pero hace semanas leí un punto de vista nuevo para mí, que me ha hecho pensar mucho porque nunca había visto el tema desde esa perspectiva.
Un padre que ha optado por no escolarizar tampoco era partidario de esta regulación de la que os hablo.
Y es que la enseñanza en casa no es sólo cambiar un lugar físico por otro (cambiar el colegio por la casa), sino que detrás hay toda una filosofía, una forma de entender el aprendizaje y la crianza, una forma de entender la vida y el funcionamiento de la sociedad. Y este padre argumentaba que si la educación en casa se regula legalmente eso supondrá una intromisión del Estado en el funcionamiento de la familia, implicará un control externo que a su vez incluirá un programa a seguir, unos contenidos que se deben haber alcanzado a determinada edad, unos exámenes para comprobar que efectivamente se han alcanzado... en definitiva, que la educación en casa se igualará a la educación en el colegio y sólo se cambiará un lugar por otro.

Desde luego, esta opinión es al menos interesante como punto para analizar. Luego se puede estar de acuerdo o no.
Sé que me leéis familias que educáis en casa, familias que habéis escolarizado y también educadoras/es. Me gustaría conocer cada uno de esos puntos de vista. Contadme qué pensáis... ¿la enseñanza en casa debería estar regulada?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...