Aprendizaje respetuoso como parte de la crianza

jueves, 28 de febrero de 2013

El semáforo

Hace meses que B está entusiasmado con los semáforos. Creo que le debe parecer todo un ritual eso de los colores que van cambiando, haciendo que unos coches se paren y otros sigan su marcha.
Cada vez que salimos a la carretera va fijándose en todos los que pasamos por el camino.

Como siempre, importante estar pendientes a sus demandas e intereses: era la hora de incorporar un semáforo a nuestras actividades.
Ha coincidido con estas semanas en las que estaba escribiendo mi libro, así es que la verdad es que no tenía mucho tiempo libre para hacer algo demasiado complejo. Lo reconozco, esta vez he optado por algo muy simple, pero tengo que deciros que el éxito ha sido total, así es que a veces no merece complicarse mucho la vida.


He recortado un rectángulo de cartón y tres círculos, cada uno pintado en el color correspondiente y con velcro por detrás para poder ponerlos y quitarlos.


Los juegos pueden ser varios.
A nosotros lo que más nos divierte en cuando B hace de "voz del semáforo" y yo hago de coche.
Él va eligiendo los colores y nombrándolos y yo marcho o me paro según lo que él me dice, sin olvidar el ámbar de "atención".

Completamos con un capítulo de uno de sus libros.




17 comentarios:

  1. Me encanta este juego! Queria pedirte que me mandaras el anticipo de tu libro cuando puedas.
    Mña quedará publicada en mi blog tu entrevista. Un besazo maribel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por todo.
      Ahora mismo te paso el anticipo.
      Besos

      Eliminar
  2. Pués está genial, y que mayor noto a tu niño con los intereses que demuestra, me parece genial lo del semáforo, besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está entusiasmado con esto de los semáforos, cada cierto tiempo le da por un tema, jeje

      Eliminar
  3. A mi me encantan las actividades sencillas; tampoco tengo tiempo para más. Esta actividad me parece absolutamente genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tantas veces en la sencillez está el éxito...
      Besos

      Eliminar
  4. Que chulo! Me encantan todas las manualidades que haces y además son muy buenas ideas para que los niños aprendan. Estoy tomando nota de tantas cosas para cuando mis niñas crezcan...
    Gracias Maribel!
    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando tus niñas crezcan ya verás que de cosas haréis y todo lo que se te ocurrirá a ti.
      Espero que sigamos por aquí para compartirlo.

      Eliminar
  5. Mira qué apañada! Como bien dices, es muy fácil hacerles felices.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que mi niño con poco se contenta, jeje. Somos una familia muy sencilla.

      Eliminar
  6. Gracias por compartir esta actividad tan sencilla de realizar pero muy educativa. La realizaré y pondré en práctica con mis pequeños (el mayor de 2 años 8 meses) y veremos qué sucede. Te cuento cuando juguemos también con el semáforo. Gracias. Saludos desde Chile.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, quizá lo mejor es cuando ellos ven en sus manos eso que tantas veces ven desde el coche.
      Espero que a tus niños les guste.

      Eliminar
  7. Qué bonito semáforo. ¡Me encanta la idea!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Sencillito pero con un gran resultado.

      Eliminar
  8. Hola Maribel, cuando Terremoto era peque, en su cole les hicieron semáforos para ellos, usaron en cartón de los rollos de papel de cocina, aluminio o higiénico, dependiendo de lo grande que lo quieras hacer y en él pegaban los trozos de papel circulares de colorines, pero tu sugerencia del belcro para los cambios de luz es buenísima. Así eran redondos como los de la calle. Luego con un palo de brocheta y celo en cantidades industriales para que no se cayera le ataban un palo y así cada niño era un semáforo. Te lo comento por si te pueda interesar hacerle más versiones de semáforos a B. La ventaja del vuestro es que podeis usarlo de punto de libro, jeje.
    También se me acaba de ocurrir que cuando yo era pequeña teníamos en la clase un semaforo para saber si alguien estaba en el baño. Podrias hacer también uno plano con dos caras, en una que el rojo sea más brillante y los demás más apagados por ejemplo el que hay que destacar con rotulador y los otros con pinturitas o cera apretando poco que se viera el color pero quedara algo más apagado. En el otro lado que destaque el verde. Se puede poner en la puerta del baño o de un cuarto cuando alguien quiere un poco de intimidad. A modo de juego puede estar bien. Son las dos tonterias que ahora se me han ocurrido y no se si te puede ayudar alguna para tus actividades con B.
    Hasta pronto guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, todas las propuestas son bienvenidas.
      Incluso había encontrado dos por la red que me habían gustado, una de ellas con los hombrecillos.
      Pero finalmente no tuve tiempo, si alguien quiere puedo buscar los enlaces.
      Besos

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...