Aprendizaje respetuoso como parte de la crianza

martes, 18 de junio de 2013

Jugamos al bingo

Estos son nuestros tapones con los números del 1 al 100.


Los usamos de varias formas, entre ellas para jugar al bingo.
Lo que hacemos es una versión casera de ese juego: B se tapa los ojos y va cogiendo tapones "a ciegas", luego los mira y los coloca en su lugar correspondiente dentro de una plantilla.
Otras veces prefiere cambiar y me pide que sea yo la que me tape los ojos y coja los tapones.
El hecho de taparnos los ojos no es necesario para jugar, pero a B le parece divertido y yo lo aprovecho para conseguir más motivación hacia la actividad.

De momento usamos la plantilla del 1 al 31.
Es una parte de los Carteles Semanales de Educativos Meninheira que os enseñé aquí (los números para recortar y pegar en el calendario).
Cada número que vamos sacando le colocamos sobre el cuadro que le corresponde.


Tenemos también la posibilidad de usar el tablero de los 100 números, pero aun no lo hacemos porque B se cansa antes de completarlo.
En la foto no se ve muy bien, pero es una caja de cartón dividida en cien cuadrículas.


Si queréis jugar al bingo de la forma tradicional, con varios jugadores, he visto que en las multitiendas (o tiendas de chinos) venden unos paquetitos con las tarjetas ya confeccionadas para jugar.

Con esta actividad los niños aprenden a reconocer los números, a relacionar el nombre del número con su representación escrita y a saber en qué orden va cada uno.

14 comentarios:

  1. Buena idea, aprovecharemos los tapes que tenemos por aquí! Seguro que este verano la hacemos algún día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se prepara muy rápido y es entretenido.
      Besos

      Eliminar
  2. Yo tenía un binguillo de pequeña y me encantaba, las bolitas saltaban dentro del tambor y era lo que más me hipnotizaba, jejeje...
    Es una buena idea!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los bingos son muy entretenidos. Nosotros no tenemos y por eso hemos improvisado este, pero si tenéis uno de verdad yo lo recomiendo, es divertido y se aprende.
      Besos

      Eliminar
  3. ¡Cuántas actividades nos permiten los tapones de plástico!
    Me gusta mucho tus propuestas. Si quieres aumentar la motivación puedes probar si a B le gusta usar como tablero el calendario del mes con las imágenes del tiempo, a mis alumn@s les encantaba hacerlo.
    ¡Besitos del 1 al 100!
    Carme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carme, seguro que sí.
      Imagino que tus alumnos se lo pasaban genial en clase con tantas ideas como tienes.
      Besos

      Eliminar
  4. Qué máquina!! gracias corazón
    muuuuuuuuuuuas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es que tus imprimibles dan para mucho. Y eso es lo mejor, que se pueden aprovechar para un montón de cosas.
      Besos

      Eliminar
  5. Mira es otra opción. Nosotros tenemos uno de los de bolitas y alguna vez lo hemos sacado con Jirafita, y le gusta eso de darle al bombo y coger la bola, comprobar el número y colocarla....y poner la ficha encima de su cartón, claro! Lo que pasa que aún se cansa cuando llevamos un ratín, normal es aún pequeña pero mientras tanto practica los números. Más adelante, todo se andará, je
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le decía más arriba a Mo, creo que el bingo tradicional del bombo y las bolas está genial. Nosotros no tenemos y de ahí el invento.
      Si lo tenéis aprovechadlo. Es normal que se canse porque son muchos números, al mío también le pasa, pero quizá puedes probar algún día a poner sólo las bolas del 1 al 10 y preparar alguna tarjeta en la que vengan todos.
      Besos

      Eliminar
  6. Es una idea estupenda Maribel! Es que mi nena es muy pequeña así que todavía no nos vale... pero queda apuntada.

    Muchos besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para tu nena hay montones de cosas para hacer con los tapones antes de llegar a esto. ¿Los guardas?

      Eliminar
  7. Qué divertido!!! A mí me pasa como a Mo, que me encantaba lo del bombo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo del bombo tiene su encanto, jeje. A mí también me gusta, recuerdo una ocasión jugando en grupo, los gatos de mi hermana se volvían locos viendo caer tantas bolas, jiji

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...