Aprendizaje respetuoso como parte de la crianza

jueves, 24 de enero de 2013

¿Dónde está la sal?

Muchas veces no es necesario preparar de antemano los experimentos caseros, pueden surgir en cualquier momento en que los niños tengan ocasión de manipular y observar de forma espontánea.

El otro día B me acompañaba en las tareas de la cocina.
Le di un barreño con agua y con sus cucharones de madera se puso a remover. Me vio usando la sal y me pidió un poco, así es que le di un puñado.
Un momento después me preguntó muy sorprendido... ¿Dónde está la sal?
La había echado en el agua y se había disuelto, pero a él le debió parecer algo mágico pensando que había desaparecido.
Es un buen momento para explicar que determinadas sustancias se disuelven en el agua y aunque no las veamos siguen estando ahí, no hay más que probar el agua y fijarnos en su sabor.

Es un experimento muy sencillo para hacer con los más pequeños, puede ser dirigido o dejarles los materiales necesarios y en juego libre.
Incluso podemos hacer una actividad que consista en comprobar si determinadas sustancias se disuelven o no en el agua, para ello vendría muy bien una tabla de comprobación del mismo tipo que la que usamos para los experimentos con imanes (os recuerdo que es un imprimible que regalo a las personas que aparecen en la lista de seguidores del blog).

12 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho vuestro experimento. Los niños son de lo más felices con las cosas más sencillas y al mismo tiempo aprenden. ¿Qué más se puede pedir?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cada vez me doy más cuenta.
      Más que materiales muy sofisticados, lo que necesitan son oportunidades.
      saludos

      Eliminar
  2. Me encantan esas preguntas, y me gusta mucho más cuando pueden comprobarlo ellos mismos, jeje.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y su cara de asombro cuando ocurre algo que no esperaban...
      Es genial estar al lado para contemplarlo.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Bueno, sencillo y barato.
      ¡Lo tiene todo!

      Eliminar
  4. Jajaja, me hubiese gustado verle la cara a B!!! Cuando les pasan estas cosas ponen unas caras súper simpáticas...
    La próxima vez ofrécele azúcar y así cuando lo pruebe estará más rico!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estoy pensando en diferentes sustancias para hacer más adelante el experimento que he comentado de comprobar qué cosas se disuelven o no en el agua.
      Y de paso podemos aprender dobre los diferentes sabores.
      Besos

      Eliminar
  5. Me apunto este experimento tan interesante en la lista de actividades divertidas para realizar una de las tardes que pasemos en casa. Muchas gracias. Me parece una idea genial y muy didáctica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy práctica.
      Me gusta eso de tener actividades "guardadas" para proponerlas cuando más lo necesitemos.
      Besos

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Con todo lo importante que se esconde detrás de las cosas más simples.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...