Aprendizaje respetuoso como parte de la crianza

viernes, 18 de mayo de 2012

La diversidad dentro de las familias

El pasado día 15 de Mayo se celebró el Día Internacional de la Familia.
Normalmente no suelo hacer menciones especiales sobre los "días internacionales de..." porque me disgusta pensar que a veces nos acordamos de un determinado asunto sólo una vez al año y al día siguiente lo olvidamos y no volvemos a pensar en ello hasta el próximo año.
Pero esta vez sí lo menciono porque considero a la familia como algo fundamental y el ámbito en el que básicamente se forman los niños y las niñas, independientemente de que estén escolarizados o no.
Las características de la familia determinan los valores que el niño va a adquirir y el tipo de educación que recibirá y esto influye muy directamente sobre su desarrollo.

En este mundo de gente en continuo movimiento, es fácil que se produzcan encuentros entre personas muy diferentes.
Y de esto quiero escribir hoy, de familias como la mía (la que yo he creado), que cada vez son más frecuentes pero se siguen considerando como algo extraordinario


Familias bilingües, biculturales y bigeográficas (esta última palabra no sé si existe).
Nuestros inicios como pareja no suelen ser fáciles. Los recelos y la desconfianza por parte del entorno son muy frecuentes y normalmente se agravan o no dependiendo de si nuestro consorte procede de la mitad norte o la mitad sur del planeta.
Y aun más curioso resulta comprobar que los límites que marcan esa mitad son muy arbitrarios y la frontera se suele situar mucho más arriba de lo que geométricamente correspondería.

Familias como la mía, española-marroquí, demuestran que la convivencia es posible.
Nuestros hijos nacen fortalecidos con los dones de la diversidad. Conocedores de dos mundos, lenguas diversas, costumbres y tradiciones de un lado y de otro.
Nuestros hijos son el puente entre lo propio y lo ajeno.
Lástima que muchas veces ellos mismos sufran discriminación a causa de su mitad extranjera.

Cantaba Pedro Guerra "contamíname, mézclate conmigo, que bajo mi rama tendrás abrigo"

18 comentarios:

  1. Qué razón tienes en que el seno de la familia es lo que más debe cuidarse. Ojalá nuestros niños de hoy sean los adultos tolerantes de mañana que el mundo tanto necesita.
    Un beso y enhorabuena por esa familia bicultural y birespetuosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que la clave de todo es el aprendizaje dentro de la familia.
      Una vez leí que las mujeres, en nuestro papel de madres, podemos cambiar el mundo a través de nuestros hijos.
      Besos

      Eliminar
  2. Enhorabuena por esa familia. Sin duda si todos pudieramos mirar el mundo desde otras perspectivas, este mundo sería mucho mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces nos cerramos demasiado. Y oportunidades hay muchas, seguro que tenemos personas de diferentes países muy cerca de nosotros.

      Eliminar
  3. Que bonio lo que escirbes...enhorabuena por tu familia creada, por la libertad de las mentes, de las culturas y de los niños que tienen ese regalo, para mi, concedido...criarse y educarse en la variedad, en la interculturalidad creo que nos hace mas ricos como personas...abrazos de mundooooo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los conocimientos pueden ser muchos cuando nos relacionamos con personas de otras culturas. Y para los niños, aprender a ver una misma cosa desde distintos puntos de vista.
      Besos

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo contigo Maribel.

    Un bsito guapa y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  5. Que bonitas palabras que podrían ser mías también. Además nuestros niños mestizos (que mal suena esa palabra no?) suelen coger lo mejor de cada raza de sus progenitores y por eso son taaaan guapos (jeje, no he visto a tu B pero seguro que es tan guapo como mis tres soles, amor de madre ya sabes ;)) Aunque uno de mis niños tiene los ojos rasgados y cara redonda como con cara de thailandes, jajaja, no sé de donde abrá salido...

    Yo creo que esta mezcla cultural que cada vez es más frecuente nos llevará a un mayor respeto y normalidad hacia la gente de otras razas, nacionalidades, religiones,...etc, si Dios quiere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que sí, que al final se asuma como algo normal y se vea todo lo bueno que puede aportar.

      Eliminar
  6. Qué post más bonito!!!
    También me siento identificada. Quizás de manera diferente. Yo soy del norte ;).
    Además añadiría que las fronteras arbitrarias de Norte / Sur cambian según dónde uno está. Yo también me fui para el sur. Para mi, esto aquí ya es el sur ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, nosotros en España nos creemos muy del norte, jeje, pero cuando salimos a vivir a otros países de Europa (yo he vivido en Bélgica) resulta que los españoles también somos el sur.

      Eliminar
  7. Muy bonita entrada Maribel, después de los momentos
    dificiles has logrado tener una familia preciosa y eso
    no es facil de conseguir y más en tu caso.
    Enhorabuena corazón por todo lo logrado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carol.
      El resultado es mi mejor recompensa.

      Eliminar
  8. Maribel, esta entrada es preciosa, dar valor a nuestra familia. Enhorabuena por esta familia creada y amada que tienes! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Realmente creo que lo que ocurre dentro de nuestras familias, su forma de "funcionar" nos determina mucho.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...